We use cookies to understand how you use our site and to improve your experience. This includes personalizing content and advertising. By continuing to use our site, you accept our use of Cookies, revised Privacy Policy and Terms of Use.
  • 0 views
  • Edit

Familia de vacaciones en Hawái se ve enfrentada a salvar de la muerte a este tiburón gigante

2018-08-05 17:39
Una familia que se realizaba buceo durante sus vacaciones en la costa de Kaunolu, Hawái, salvó a un tiburón ballena de una situación potencialmente mortal el 29 de julio, al remover una línea de pesca pesada que se había enrollado alrededor del indefenso animal. Los esposos Joby Rohrer y Kapua Kawelo, ambos biólogos, decidieron intentar liberar al tiburón de más de 6 metros después de que lo vieron atrapado y en peligro. Las imágenes fueron filmadas por su hijo, Kanehoalani Kawelo, y muestran a Rohrer y a un amigo de la familia buceando para liberar al tiburón. Rohrer le dijo a ‘Hawaii News Now’ que le tomó cinco inmersiones llegar a cortar la cuerda de 12 centímetros de grosor. El joven tiburón había sido visto localmente varias veces antes de que finalmente fuera liberado, dijo Hawaii News Now. Parecía ser el mismo tiburón joven que fue avistado hace unas dos semanas en Olowalu, y luego de nuevo en Molokini. Por ellos los expertos alertaron al público, y dijeron que el enredo con la línea de pesca podría poner en peligro la vida del animal, e instaron a cualquiera que viera al tiburón ballena enredado a que llamara a la NOAA para que las autoridades pudieran ayudar. Pero Kapua Kawelo y su esposo Joby Rohrer, estaban ajenos a estoa avistamientos, ellos tan solo estaban allí, y se dieron cuenta que el animal necesitaba su ayuda. Entonces Joby empezó a bucear. "Esperamos mucho tiempo para considerar cuál era nuestra responsabilidad, cuál era nuestra kuleana. Sabemos que la gente no necesariamente fomenta este tipo de cosas, pero ambos somos biólogos. Sentimos que estábamos en sintonía con lo que el animal estaba haciendo y tal vez estábamos destinados a estar allí", dijo Kapua Kawelo. "Pensaba que era imposible cortar esa cuerda, es tan gorda", dijo Rohrer. Pero entonces Kapua le dijo, “¡deberías intentarlo!”. “Pero estaba pensando que, si me acercaba a ese animal y lo tocaba, no quería asustarlo, no quería estresarlo, no quería hacerlo huir". dijo Rohrer "La soga pesaba probablemente como 68 kilos", añadió su hija Hoohila Kawelo. "La estaba arrastrando por el agua, y no podía imaginarme por lo que estaba pasando ese tiburón, teniendo que llevarla consigo a todas partes". Para Rohrer lo sucedido es un buen recordatorio para ser más conscientes de nuestro impacto en la madre naturaleza. "Es un buen ejemplo de que las cosas que descartamos pueden destruir a animales hermosos como esos tan fácilmente", alertó.